¿Esta ya inscrito en el programa web? Iniciar sesión.

Cancel

No importa dónde estés en el proceso de dejar de fumar, el hacer de la actividad física un hábito diario puede ayudarte a combatir la ansiedad, a evitar contratiempos y sentirte mejor en todo.

Porque el ejercicio funciona:

El ejercicio estimula el cerebro de una manera positiva - impulsa el estado de ánimo, mejora la concentración y alivia el estrés. Todas estas cosas ayudan a vencer los impulsos y antojos y te dará más confianza para no volver a fumar. Incluso caminar enérgicamente durante cinco o diez minutos se ha demostrado puede reducir la ansiedad. Hacer ejercicio con otros proporciona apoyo y ayuda a mantener tu mente alejada del tabaco.

Comenzando:

Los estudios son mixtos sobre si los consumidores de tabaco deberían comenzar a hacer ejercicio antes, durante o después de dejar de fumar. Realmente depende de ti cómo quiere acercarse a ello. Aquí están algunos puntos de inicio posible.

  1. Comienza un Nuevo programa de ejercicio antes de tu fecha de dejar de fumar. De este modo podrás ajustar tu conducta al mismo tiempo. Trata de sentirte confortable con tu nueva rutina de ejercicio, y entonces ajústate a tu vida de no-fumador.
  2. Comienza a ejercitante al dejar de fumar. De este modo podrás ejercitarte para combatir la falta de nicotina.
  3. Hazte aún mas active después de dejar de fumar. Puede que te ayude a tener mas confianza, también a controlar el aumento de peso.
  4. Selecciona una actividad que disfrutes. Considera caminar, andar en bicicleta, escalar, correr o hacer algún ejercicio acuático . Si estas mas interesado en deportes, practica futbol, basquetbol o el tenis.
  5. Gradualmente trabaja en un ejercicio cardiovascular hasta de 180 minutos o el equivalente a 30 minutos pos día seis días a la semana.
  6. Haz ejercicios de entrenamiento de fuerza por lo menos dos veces por semana.
  7. Usa un pedómetro para llevar un control sobre tus pasos para así gradualmente alcanzar una meta diaria de 10,000 pasos al día para así tener una mayor salud.

Nota: Habla con tu médico antes de comenzar un programa de ejercicio o aumentar la actividad física, especialmente si usted tienes alguna condición de salud a largo plazo, como enfermedades del corazón, enfisema, diabetes o asma.

Manteniendo un estilo de vida activo y saludable

El desarrollo de una rutina de ejercicios es importante, pero también lo es simplemente volver a estar más activo físicamente en tu vida diaria. Usa estos 10 consejos y estrategias para hacer del moverte, una parte más normal de tu rutina diaria:

  1. Evita sentarte tanto como sea posible. Ponte de pie y caminar cuando estás en el teléfono, escuchar la radio o incluso ver la televisión.
  2. Trata el transporte activo. Caminar o andar en bicicleta hacia el trabajo, por lo menos una parte del camino es una gran manera de construir la actividad física en tu día y aliviar el estrés .
  3. Pruebe cosas. Si eres nuevo en el ejercicio , trata de varias actividades físicas o deportes para ver lo que se atrae . Elegir las actividades que son divertidas para ti aumentará tus probabilidades de quedarse con ellas.
  4. Se activo con tu familia. Encuentra actividades que puedes hacer con tu familia, como andar en bicicleta , caminatas, ir al parque o simplemente jugar a alcanzar el uno a otro..
  5. Pon actividades en tu calendario social. Invita a un amigo a caminar, correr o a cualquier actividad que les guste a ambos . Regístrate en clases de baile . Organiza un torneo de tenis de mesa.
  6. Practica ejercicios de relajación. Yoga , Pilates, Tai-Chi y otras actividades cuerpo-mente son ideales para la relajación y gimnasio. Muchos videos de cómo hacerlo están disponibles gratuitamente en línea.
  7. Prepárate. Ten un par de zapatos para caminar en el trabajo y caminar durante los descansos siempre que sea posible
  8. Ten un amigo. Invita a sus compañeros de trabajo que te acompañen a la hora del almuerzo en una caminata diaria o semanal - es más divertido de esa manera y esto te ayudara a mantener el plan.
  9. Se voluntario. Dando a su vez a los demás no sólo se siente muy bien , pero puede ser bueno para tu cuerpo también! Encuentra un proyecto de servicio que requiere un poco de trabajo físico o actividad.
  10. Compite un poco. Regístrate en un paseo divertido o en una carrera con un amigo o un miembro de la familia , y entrenen juntos para ella

Una de las mejores cosas sobre el dejar al tabaco es que renovaras la energía que no haz experimentado por años. Así que sal de ahí y úsala¡