¿Esta ya inscrito en el programa web? Iniciar sesión.

Cancel

Cuando de dejar de fumar se trata, ¿te vez haciéndolo solo?

Tal vez usted eres persona independiente o alguien que resuelve problemas por su cuenta. Tal vez ya haz dejado de fumar antes. Dejar de fumar por sí solo puede funcionar para algunas personas, pero hay buenas razones para traer a amigos, familiares y compañeros de trabajo durante la jornada. Lea lo siguiente para aprender cómo su apoyo puede ayudarte a dejar el tabaco

“Ya lo he escuchado antes” – La historia de Elana

Elana’ tato de dejar de fumar antes. En una fiesta reciente, no pudo contener su antojo de fumar y se fumo el cigarrillo de alguien. Su amiga volteo y le dijo, “No dejaste de fumar, solo dejaste de comprar.” 

Elana se dio cuenta cuan correcta estaba su amiga –ella no dejo de fumar realmente, solo ya no estaba comprando sus cigarrillos. Entonces supo que tenia que comprometerse realmente a dejar de fumar. Y esta vez lo hizo. Pero porque no quería defraudar a sus amigos en caso de recaer otra vez, ella mantuvo su intento en secreto.

¿Esta Elana tomando la decisión correcta?

No. Si Elana quiere renunciar para siempre, ella lo podrá hacer con mas éxito si tiene a sus amigos a su lado.

¿Estas en la situación de Elana?

Si te preocupa el defraudar a tus amigos o familia, recuerda que su amor y su apoyo te ayudaran a mantenerte fuerte cuando sientas la urgencia de fumar. En vez de mantenerlo en secreto, diles que necesitas. Lo único que debes de hacer es pedirlo.



“No hay nada alrededor que me ayude a dejar de fumar” – La historia de Miguel

Dejar de fumar es difícil para Miguel. Doquiera que el va, encuentra gente fumando – incluso su esposa y la mayoría de sus amigos. El casi deja de fumar varias veces pero siempre ha encontrado difícil mantener el cometido porque siempre calla y no pide ayuda.

Durante su ultimo intento, fue a cenar con sus amigos. Todos fumaban un cigarrillo después de la cena, y el decidió tomar uno también. Así es como termino eso.

En el intento anterior, Miguel y su esposa fueron a dar una vuelta en su auto. Su esposa decidió que necesitaba un cigarrillo, ahí fue cuando cedió esa vez y fumo con ella.

¿Que debió Miguel hacer diferente?

Cada vez que Miguel ha tratado de dejar de fumar, ha estado rodeado de otros fumadores. Y el hecho de que no les ha dicho que tiene deseos de renunciarle hace que se den situaciones donde le es difícil permanecer fuerte en su cometido. Decir a la familia y amigos, y aunque ellos sean también fumadores, es un gran modo de conseguir el apoyo. Juntos es mas fácil encontrar soluciones. Para situaciones como la de el viaje en el auto, Miguel y su esposa pudieron hacer “la regla del no fumar en el carro”

¿Estas en una situación como la de Miguel?

¿La mayoría de gente que conoces fuma? Habla con ellos. Tal ves también quieren dejar de fumar pero tienen miedo de plantearlo. Si ellos están también interesados en dejar de fumar, tal vez viene bien un poco mas de apoyo durante el proceso de dejar de fumar. Y si acaso ellos mismos no están listos, lo mas probable es que ellos estén dispuestos a apoyarte.

Renunciar al tabaco es una jornada individual. Pero, el apoyo de amigos y familia, es algo que puede ser muy importante cuando se trata de tu mas grande éxito.